Propósitos de Año Nuevo para Centros Veterinarios

Comenzamos un nuevo año con la preocupación de una pandemia que no termina de abandonarnos, pero aún así, volvemos a recargar pilas llenando la mochila de nuevos propósitos. Va a ser un año muy interesante para el sector veterinario, tras un 2021 positivo no sólo en casos de Covid, sino también, en el crecimiento de los centros veterinarios.

Muchos somos los que nos preguntamos si seremos capaces de mantener este ritmo de crecimiento (aprox. 14% media), o por el contrario sufriremos una desaceleración. Es complicado de prever, aunque lo normal sería que se mantuviera al menos durante el primer semestre del año. Lo que está claro es que estos meses de bonanza junto a la necesidad de dar un salto para ser mas competitivos, han hecho que muchos centros estén en fase de transformación o al menos de un «lavado de cara».

Veo a diario como clínicas de compañeros que están funcionando muy bien, y que tienen una estrategia clara de empuje, son las mas animosas en invertir en equipamiento, formación, realización obras, etc. En cambio, algunos propietarios con ideas mas “conservadoras” se sientan a contemplar lo que está ocurriendo, guardando, y ver que ocurre con la “amenaza” que pueden ocasionarles los grupos. Pienso que los grupos suponen una oportunidad de mejora para un sector el cual estaba poco trabajado a nivel de gestión, y ha servido para poner las pilas, y trabajar de una manera mas profesional y eficiente. Pero es un debate abierto donde hay seguidores y detractores.

Lo que es evidente es que es una decisión nada sencilla para clínicas que están dudando en si entrar a formar parte de un grupo o mantenerse independientes. No hay una opción que sea la mejor para todos, depende de la forma de pensar de cada uno y el modelo que mas se ajuste a su centro, equipo y forma de ver el futuro. Personalmente me muevo por ideales, excelencia y creencia en un negocio en el que el protagonismo lo adopten los veterinarios y ATVs, llevándome a formar parte del proyecto en el que estoy actualmente, pero eso no quita que haya compañeros que prefieran opciones con menos foco en los equipos y mas en los números. Sea la opción que sea, el asociarse o formar parte de un grupo o equipo, es mas importante que nunca, sobre todo si tenemos falta de tiempo, recursos o conocimientos necesarios para gestionar con eficiencia.

Los centros pequeños van a tener mayor dificultad, y no son pocos, ya hasta ahora les ha ido bien dando un servicio lo mas completo posible, transmitiendo cercanía al cliente. Pero eso seguramente ya no sea suficiente, por lo que será necesario trazar un nuevo plan, con un enfoque en servicios mas específicos y diferenciales.

No hay peor enemigo ahora mismo para un centro veterinario, que el inmovilismo, la contemplación, el aislamiento, así como la falta de proyecto y toma de decisiones.

2 comentarios en “Propósitos de Año Nuevo para Centros Veterinarios

  1. Buenas reflexiones.
    Totalmente de acuerdo en varias cosas:
    1.- no existe la receta universal; cada caso es diferente.
    2.-quedarse solo no lleva a ningún lado.
    3.- el inmovilismo aboca al fracaso.
    ¡Te sigo en el blog!

    Me gusta

Responder a Miguel Angel García Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s